COSTA RICA - HACIENDA COLIMA - Café Central
COSTA RICA - HACIENDA COLIMA - Café Central
COSTA RICA - HACIENDA COLIMA - Café Central

COSTA RICA - HACIENDA COLIMA

Precio habitual €14.00 €12.60 Oferta

Altitud 1.400-1.500 msnm
Varietal Caturra rojo
Cosecha Diciembre 2019
Proceso Honey rojo
Productor Alejo Castro Kahle

PERFIL SENSORIAL

Este café, procesado en honey rojo, revela un perfil tropical de notas de fresas, higos y un final sorprendente a chocolate, caramelo y jarabe de arce.

ACERCA DE...

Alejo Castro Kalhe es la quinta generación de cafeteros. Las generaciones anteriores, de origen alemán por parte de madre y español por parte de padre, se habían mudado a México, en Chiapas, y Costa Rica para producir café. Él se hace cargo de la finca familiar y aporta su toque. Apasionado por los experimentos de variedades y nuevos procesos, propone este excelente microlote de caturra preparado en honey rojo.
El honey rojo es simplemente un proceso de honey con mucho mucílago* en los granos. Este café está cerca de un perfil de taza natural.

*El mucílago es una sustancia vegetal espesa de una goma o dextrina utilizada para suspender sustancias insolubles y para aumentar la viscosidad.

 

LA FINCA

Finca Colima es una granja ubicada en los bordes del Volcán Barva. Se plantan nuevos cafetos en un suelo volcánico particularmente fértil situado a una altitud de más de 1.200 metros. El suelo se beneficia de una buena materia orgánica y textura que produce un café bien equilibrado con un perfil bastante chocolate.

LA HISTORIA DEL PRODUCTOR

La producción de café comenzó en Estados Unidos a mediados del siglo XIX. Fue al mismo tiempo que dos familias pioneras originarias de Europa establecieron un negocio de café: la familia española Castro-Jiménez, en Costa Rica, y la familia alemana Kahle en la región de Chiapas en México.

Alejo pertenece a la quinta generación de la familia Castro-Kahle, que ha estado cultivando café en las laderas del volcán Poás en el centro de Costa Rica durante más de 100 años.

El café no es una especialidad para el clan Castro-Kahle, sino una tradición. Cultivan Caturra, Catuai, Geisha, SL28, Villasarchi, Sarchimor, Obata, San Isidro y Venecia.
La familia ha elegido conservar unas 200 hectáreas de bosque ubicadas sobre sus cafetales para preservar la biodiversidad local. También han comprado 1.500 hectáreas de bosque primario en la península de Osa, en el sur del país.

La fauna y la flora son sacrosantas en Costa Rica y, según Alejo, debe ser lo que le da tanto sabor al café. Los suelos en las laderas del Volcán Poás se enriquecen con el polvo volcánico que cae después de cada erupción.

Alejo tiene verdadera pasión por las diferentes variedades y procesos del café y cada año intenta innovar, combinar, preparar y refinar sus cafés como un alquimista.

  

Language
Open drop down